Málaga Andes

¿Te vienes a bailar por soleares a Málaga?

Málaga es la una de las ciudades andaluzas más conocidas por el flamenco. En este post os decubrimos los rincones de la ciudad donde disfrutar en primera persona de este espectáculo tan cañí que combina la música y el baile.

 

Comenzamos por el Tablao Los Amayas (Calle Beatas 21), en el centro histórico de la ciudad de Málaga. Desde el corazón del Sacromonte granadino la familia de los Amayas se trasladó al Liceo de Málaga, al emblemático palacete del siglo XIX situado en el centro histórico de la capital malagueña. Además la entrada para el espectáculo incluye una copa de bienvenida.

 

Continuamos en Kelipé (Calle Muro de Puerta Nueva 10) un lugar de historia singular, donde se derrocha un talento excepcional sobre el escenario.


Y como bailar da mucha hambre, también habrá que hacer una paradita para cenar unos típicos “flamenquines” en la Bodeguita El Gallo. Otro lugar donde degustar la comida más flamenca es la PEÑA FLAMENCA JUAN BREVA, con cenas y picoteo al son del cante, toque y baile flamenco. 

 

En la TABERNA FLAMENCA AMARGO se puede vivir una verdadera fiesta flamenca. Siempre está a tope, pero si no encuentras sitio cerca del escenario podrás ver el espectáculo en una pantalla gigante en la zona de la barra. El bar tiene una decoración muy tradicional: toros, flamenco, El Rocío e imágenes de la Semana Santa malagueña.

 

Por último tenéis hay que conocer la TABERNA FLAMENCA LOS TOCAYOS, muy cerquita del Museo Picasso. Los jueves están destinados a aquellos que se inician en el arte del flamenco, por si te quieres arrancar por soleares... Los sábados no faltan las grandes figuras del flamenco malagueño y andaluz. Buen ambiente, bailoteo, palmeo y cante del bueno para terminar la noche flamenca por todo lo alto.